TNH 1.3.03.04

Traducción (por revisar)

El segundo argumento que se usa en este tópico (por el Dr. Clarke y otros) entra en un problema similar. Es como sigue:

Todo debe tener una causa; pues si algo careciera de causa se produciría a sí mismo, esto es, existiría antes de que existiera, lo cual es imposible.

Pero este razonamiento es claramente inválido, porque asume que el que algo carezca de causa involucra que tiene una causa, a saber él mismo. Sin duda la noción de una cosa que se da a sí misma la existencia es una evidente contradicción. ¡Pero decir que algo comienza a existir sin una causa no es decir que ella misma es su propia causa!Por el contrario, al excluir todas las causas externas la afirmación excluye a la cosa misma que comienza a existir. Un objeto que existe absolutamente sin ninguna causa ciertamente no es su propia causa; y cuando afirmas que uno se sigue de otro estás dando por hecho el punto mismo que está en cuestión… . Exactamente el mismo problema infecta al tercer argumento que ha sido utilizado por el Sr. Locke para demostrar la necesidad de una causa:

Cualquier cosa que sea producida sin una causa es producida por nada, ello es, no tiene nada por causa. Pero nada puede nunca ser una causa, más de lo que puede ser algo, o ser igual a dos ángulos rectos. Por la misma intuición que percibimos que nada es igual a dos ángulos rectos, y que nada no es algo, percibimos que nada puede nunca ser una causa; y esto nos fuerza a ver que todo objeto tiene una causa real de su existencia.

No creo necesitar emplear muchas palabras mostrando la debilidad de este argumento, después de lo que he dicho de los otros dos. Los tres se basan en la misma falacia, y se derivan del mismo giro de pensamiento. Sólo necesito apuntar que cuando excluimos todas las causas realmente las excluimos: no suponemos que nada o el objeto mismo cause del objeto que comience a existir; así que no podemos argumentar desde el absurdo de esas suposiciones al absurdo que excluye todas las causas… . Aún más frívolamente, algunos dicen que todo efecto debe tener una causa porque tener una causa está implicado en la idea misma de efecto. Es verdad que todo efecto debe tener una causa, porque "efecto" es un término relativo del cual "causa" es el correlativo. Pero esto no prueba que todo lo real deba ser precedido por una causa, más de lo que se sigue de "Todo marido debe tener una esposa" que todo hombre debe estar casado. La pregunta correcta a hacer es: ¿Debe todo ítem que comienza a existir deber su existencia a una causa? Espero que mediante los argumentos previos haya mostrado suficientemente que la respuesta Sí no es ni intuitiva ni demostrativamente cierta.

Bennett

The second argument that is used on this topic (by Dr Clarke and others) runs into similar trouble. It goes like this:

Everything must have a cause; for if anything lacked a cause it would produce itself, i.e. exist before it existed, which is impossible.

But this reasoning is plainly invalid, because it assumes that something’s lacking any cause involves it having a cause, namely itself. No doubt the notion of a thing’s bringing itself into existence is an evident contradiction. But to say that something comes into existence without a cause is not to say that it is itself its own cause! On the contrary, in excluding all external causes the statement excludes the thing itself that comes into existence. An object that exists absolutely without any cause is certainly not its own cause; and when you assert that the one follows from the other you are taking for granted the very point that is in question … . Exactly the same trouble infects the third argument that has been used by Mr Locke to demonstrate the necessity of a cause:

Whatever is produced without any cause is produced by nothing, i.e. has nothing for its cause. But nothing can never be a cause, any more than it can be something, or be equal to two right angles. By the same intuition that we perceive that nothing is not equal to two right angles, and that nothing is not something, we perceive that nothing can never be a cause; and this forces us to see that every object has a real cause of its existence.

I don’t think I need employ many words in showing the weakness of this argument, after what I have said of the other two. All three are based on the same fallacy, and are derived from the same turn of thought. I need only to point out that when we exclude all causes we really do exclude them: we don’t suppose that nothing or the object itself causes of the object to come into existence; so we can’t argue from the absurdity of those suppositions to the absurdity excluding all causes… . Even more frivolously, some say that every effect must have a cause because having-a-cause it is implied in the very idea of effect. It is true that every effect must have a cause, because ‘effect’ is a relative term of which ‘cause’ is the correlative. But this doesn’t prove that everything real must be preceded by a cause, any more than it follows from ‘Every husband must have a wife’ that every man must be married. The right question to be asking is: Must every item that begins to exist owe its existence to a cause? I hope that by the foregoing arguments I have shown well enough that the answer Yes is neither intuitively nor demonstratively certain.

Viqueira

El segundo argumento que yo encuentro que se usa en este problema tropieza con la misma dificultad. Se dice que todo debe tener una causa, pues si algo careciese de causa se produciría por sí mismo, es decir, existiría antes de haber existido, lo que es imposible. Pero este razonamiento es claramente erróneo, porque supone que en nuestra negación de una causa afirmamos lo que negamos expresamente, a saber: que debe existir una causa que por consiguiente se considera que es el objeto mismo, y esto sin duda alguna es una contradicción evidente. El decir que algo es producido o, para expresamos más propiamente, comienza a existir sin una causa, no es afirmar que es causa de sí mismo, sino que, por el contrario, al excluir todas las causas externas se excluye a fortiori la cosa misma que es creada. Un objeto que existe absolutamente sin causa no es ciertamente su propia causa, y cuando se afirma que el uno sigue a la otra se supone el punto en cuestión y se toma como cierto que es totalmente imposible que algo pueda comenzar a existir sin causa, y que por la exclusión de un principio productivo debemos recurrir a otro.
Sucede igual con el tercer argumento16 que ha sido empleado para demostrar la necesidad de una causa. Todo lo que se produce sin causa es producido por nada, o, en otras palabras, no tiene nada por causa; pero nada puede jamás ser una causa como tampoco puede ser algo o igual a dos ángulos rectos. Por la misma intuición que percibimos que nada no es igual a dos ángulos rectos o no es algo, percibimos que no puede ser jamás una causa y, por consiguiente, percibimos que todo objeto tiene una causa real de su existencia.
Creo que no será necesario emplear muchas palabras para mostrar la debilidad de este argumento después de lo que he dicho del precedente. Los dos se hallan fundados en la misma falacia y se derivan del mismo giro de pensamiento. Basta observar solamente que cuando excluimos todas las causas debemos excluirlas realmente y ni suponer aun nada o el objeto mismo como causa de existencia, y, por consecuencia, no podemos obtener argumento alguno partiendo del absurdo de estos supuestos para probar el absurdo de la conclusión. Si todo debe tener una causa, se sigue que por la exclusión de otras causas debemos aceptar el objeto mismo o nada como causa; pero el punto central de la cuestión es si todo debe o no tener causa, lo que, por consiguiente, según un razonamiento preciso, no puede jamás tomarse como cierto.
Existen gentes más superficiales que dicen que todo efecto debe tener una causa, porque esto va implicado en la idea del efecto. Todo efecto supone necesariamente una causa, siendo efecto un término relativo del que causa es el correlativo. Sin embargo, esto no prueba más que todo ser deba ser precedido por una causa que se sigue de que todo marido debe tener una mujer, que todo hombre debe estar casado. El verdadero estado de la cuestión consiste en saber si todo objeto que comienza a existir debe su existencia a una causa, y esto es lo que yo afirmo que no es cierto ni intuitiva ni demostrativamente, y espero haberlo probado bastante por el razonamiento que precede.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 License.