TNH 1.3.01.02

Traducción (por revisar)

Parece, entonces, que de estas siete relaciones filosóficas sólo quedan cuatro que pueden ser los objetos del conocimiento y la certeza porque dependen solamente de ideas. Estas cuatro son semejanza, contrariedad, grados de cualidad, y proporciones en cantidad o número. Tres de estas relaciones se pueden descubrir a simple vista, y pertenecen al dominio de la intuición más bien que al de la demostración. [En tiempos de Hume, "intuición" estaba por "ver algo directamente como auto-evidentemente verdadero"; mientras que "demostración" es el procedimiento de probar algo mediante argumentos rigurosamente válidos, cada paso de los cuales es garantizado por la intuición.] Cuando dos objetos se asemejan entre sí, la semejanza impactará inmediatamente al ojo, o bien a la mente, y rara vez se necesitará una segunda mirada. Del mismo modo con la contrariedad: nadie puede dudar por un momento que la existencia y la no-existencia se destruyen mutuamente y son perfectamente incompatibles y contrarias.Y con los grados de cualquier cualidad: aunque es imposible juzgar exactamente los grados concernientes de cualidad-tales como color, sabor, calor, frío- cuando la diferencia entre ellos es muy pequeña, es fácil decidir cuál es el maás intenso cuando su diferencia es considerable. Y pronunciamos esta decisión a primera vista, sin ninguna investigación o razonamiento.

Bennett

It seems, then, that of these seven philosophical relations there remain only four that can be the objects of knowledge and certainty because they depend solely on ideas, . These four are resemblance, contrariety, degrees in quality, and proportions in quantity or number. Three of these relations are discoverable at first sight, and belong in the province of intuition rather than of demonstration. [In Hume’s day, ‘intuition’ stood for ‘seeing something, straight off, as self-evidently true’; while ‘demonstration’ is the procedure of proving something by rigorously valid argument, each step in which is warranted by intuition.] When two objects resemble each other, the resemblance will immediately strike the eye, or rather the mind, and seldom needs a second look. Similarly with contrariety: no-one can doubt for a moment that existence and nonexistence destroy each other and are perfectly incompatible and contrary. And with the degrees of any quality: although it is impossible to judge exactly concerning degrees of a quality—such as colour, taste, heat, cold—when the difference between them is very small, it is easy to decide which is the more intense when their difference is considerable. And we pronounce this decision at first sight, without any enquiry or reasoning.

Viqueira

Resulta, por consiguiente, que de estas siete relaciones filosóficas quedan sólo cuatro que, dependiendo únicamente de las ideas, pueden ser objetos del conocimiento y certidumbre. Estas cuatro son: semejanza, oposición, grados en la cualiad y relaciones de la cantidad o número. Tres de estas relaciones pueden descubrirse a primera vista y corresponden más propiamente al dominio de la intuición que al de la demostración. Cuando un objeto se asemeja a otro la semejanza se revelará ya en un principio a la vista o más bien a nuestro espíritu y rara vez requerirá un segundo examen. El caso es el mismo en la oposición y en los grados de cualidad. Nadie puede dudar de que la existencia y no existencia se destruyen entre sí y que son completamente incompatibles y contrarias, y aunque sea imposible juzgar exactamente de los grados de una cualidad, como color, sabor, calor, frío, cuando la diferencia entre ellos es muy pequeña, es, sin embargo, fácil decidir que una de ellas es superior o inferior a la otra cuando su diferencia es considerable. Apreciamos siempre esta diferencia a primera vista, sin necesidad de ninguna investigación o razonamiento.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 License.