Examen 1 Pregunta 4.2

Respuestas finalistas

Pregunta 4.2

El ex-voto de los fieles que sobrevivieron a un naufragio. (Aforismo 46; 47 y comparar con Hume).

a)

Bacon alude aquí a la importancia de tomar en cuenta los casos negativos para la inducción. No sólo los casos positivos, que sólo estarían incrementando la inducción por enumeración y no nos estarían ayudando a fijar un grado de certeza real, negando información acerca de la verdadera cualidad de la forma que señala Bacon como condición esencial de la existencia de la naturaleza y como el propósito del conocimiento humano. Una aportación importante del método baconiano es la introducción de la tabla de ausencia en su métodos de tablas, ya que ésta es la contraprueba (los casos negativos) para pasar de los casos positivos a la afirmación universal.

b)

Con esta metáfora presente en el aforismo 46, Bacon, resalta la actitud que toman los hombres una vez que mediante el entendimiento ha dado su conformidad a algo, es decir, cuando se ha posicionado en una postura, a toda costa se pretende mostrar pruebas a favor de su sustento y rechazando u omitiendo los casos negativos o errores: “hacen resaltar los sucesos cuando se cumplen, pero en el caso de que fallen, aunque sea mucho más frecuente, los pasan por alto y los olvidan”. Este mal, como lo llama, está presente de manera muy sutil tanto en la filosofía como en la ciencia, es un defecto propio del entendimiento humano el de favorecer los hechos positivos y menoscabar los negativos cuando debería mostrar la misma disposición a los dos, incluso dar más peso a estos últimos porque “en la constitución acertada de un axioma tiene más fuerza el hecho negativo”. Esta es una de las contribuciones más importantes al método inductivo que se ve reflejada en la constitución de su tabla de ausencia. En el aforismo 47, se refiere a la forma como el entendimiento “supone e imagina que el resto [de los hechos de la naturaleza] se comporta como aquellos pocos hechos que lo embargan” y lo han impresionado. Esto no ocurre de manera conciente. También se debe considerar que el entendimiento por si mismo no es capaz de los hechos remotos y heterogéneos a la prueba de axiomas, necesita “que se le obligue a ello con leyes rígidas y una autoridad violenta”, es decir, necesita de un método que lo dirija por el camino recto hacia la verdad. Si pensamos en este error del entendimiento como un hábito, podemos traer a colación a Hume y de alguna manera justificar porque la razón humana procede a esperar que los hechos de la naturaleza se presenten como en el pasado los hemos visto ocurrir: por el hábito o costumbre que se forma a partir de la experiencia. Cuando se presenta un hecho negativo que contradice, seria necesario recurrir a la experiencia y analizar el mayor número de casos posibles para tratar de establecer un principio tan general como sea posible.

c)

Bacon reclama por los datos de los ausentes, dado que siempre se tienen en cuenta los datos de los hechos presentes, como en el caso de los ex-votos sólo se tuvieron en cuenta los de los sobrevivientes, pero no se contó con los que perecieron: según la metáfora en el templo se presentan sólo los ex-votos de los que se salvaron, aquellos en los que se hizo posible el hecho. Esto genera afirmaciones precipitadas sobre la providencia de las deidades, (de igual forma procede la astrología, las superstición, adivinación y presagios). Sin embargo, no se cuenta con el gran número de personas que perecieron, aquellas en las que el hecho no se realiza, estos no son tenidos en cuenta. Con este ejemplo, Bacon esboza un punto de su método por eliminación, que implica tener cuenta los datos ausentes en los que no se lleva acabo el fenómeno.

Haciendo un paralelo entre la propuesta de Bacon y Hume, vemos como la inducción de Bacon es una inducción por eliminación o exclusión de hecho: los dos procedimientos para alcanzar su método son: sacar conclusiones de la experiencia y derivar experimentos nuevos de los axiomas: los axiomas son deducidos de la experiencia mediante la inducción por eliminación de la hipótesis falsa, ello se contrapone a la inducción aristotélica, que se conducía por la simple enumeración de casos particulares.

Es importante aclarar que la inducción por eliminación está precedida del registro en las tablas: T. presencia, donde se ubican todos los casos en los que se presenta el fenómeno que se investiga. T de ausencia, donde se exponen todos los casos afines a los precedentes, pero en los que el fenómeno no se presenta. T. de grados, en donde se exponen los casos en los que el fenómeno se presenta con mayor o menor intensidad. Dichas tablas, permiten iniciar el ejercicio de verdadera y propia eliminación de las hipótesis falsas de explicación del fenómeno, hasta llegar a una primera vendimia, que corresponde a una hipótesis coherente con los datos expuesto en las tres tablas y examinados por el proceso selectivo de exclusión.

A diferencia de Bacon quien emplea la inducción por eliminación, y con ella intenta captar la naturaleza o la forma de los fenómenos. Hume propone la inducción basada en la regularidad de observaciones, que lo lleva a rechazar toda teoría o filosofía que se basara en hipótesis o presupuestos no contrastados con la experiencia y la experimentación.

Hume propone que sólo se puede esperar el éxito siguiendo el método experimental y deduciendo máximas generales de la comparación de casos particulares. Su método consiste groso modo en el paso de lo observado (hechos presentes) a lo inobservado, de los fenómenos a los principios: partiendo de particularidades se llega a máximas generales. Todo el fundamento teórico de Hume está encaminado a acercarse a la naturaleza del hombre para descubrir, mediante un riguroso examen, un análisis exacto y un justo razonamiento, aquellos principios que regulan nuestro entendimiento, excitan nuestros sentimientos y nos hacen aprobar o desaprobar cualquier objeto acción o conducta particular.

d)

Bacon realiza con esta metáfora una crítica a la tendencia de buscar verificaciones de nuestras teorías o hipótesis de manera tal que sólo vemos aquello que buscamos, dejando de lado los posibles hechos que contradigan nuestras hipótesis. Me parece que Bacon propone un método de demarcación de la ciencia al destacar la importancia de la búsqueda de contraejemplos. Los hechos negativos nos son más útiles en la adquisición de conocimiento que los hechos positívos. Hume, al igual que Bacon, se percata de la tendencia humana a suponer que todo lo demás se asemeja a hechos pasados. Nuestra búsqueda de regularidades puede llevarnos a creencias injustificadas.

e)

La metáfora se presenta en uno de los momentos en los cuales se critica de manera importante a las deducciones de la metodología anterior. De la misma manera en que se le muestran los cuadros de las personas devotas que sobrevivieron al naufragio como muestra de la grandeza de Dios, en la ciencia y la metodología criticada por Bacon, se da una sobre valoración a los casos positivos, en algunos casos incluso se llegaban a formular leyes generales a partir de unos cuantos casos positivos como muestra de ellos. Para Bacon, este salto resulta errado, pues es importante no dejar de lado los casos negativos de la observación, ya que es en ellos en los cuales descansa la verdadera importancia de los principios. Posteriormente en el texto, Bacon presenta su metodología y con ello sus tablas de presencia, ausencia y grados, en las cuales para encontrar la verdadera forma de un fenómeno, es imprescindible la exclusión a partir de la identificación de los casos negativos de la naturaleza.

Esta exaltación de los casos negativos sobre los positivos tiene un papel fundamental en Hume en al menos dos sentidos. En primer lugar, la construcción de inducciones se genera a partir de la experiencia y el grado de similitud entre eventos, de esta manera podemos desarrollar cierto grado de creencia de que nuestra expectativa se cumplirá; en este caso, ese grado de creencia, se vería influenciado tanto por el número de instancia positivas de mi expectativa como del numero de las negativas, de manera que si mi expectativa se cumple de manera constante tendré una creencia más fuerte que si solo ocurre un par de veces, por lo que identificar instancias negativas tiene también un carácter regulativo de mi creencia. Por otro lado, estas creencias pudieran no estar del todo justificadas, pues si bien es cierto que para él se generan inducciones a partir del hábito y la costumbre, lo cierto es que para fines prácticos, no se puede renunciar a la realización de estas. Por ello utiliza una serie de reglas que nos permitirían generar inducciones de forma más adecuada. En estas reglas, la capacidad de tomar en cuenta los casos negativos resulta muy importante para poder atribuir causalidad, desde un punto de vista psicológico, entre dos eventos.

Es por esto que considero que los dos autores tienen en común el énfasis que ponen a las instancias negativas, pues aunque el primero es en clara contraposición al método dominante de la época, el segundo la utiliza como un recurso descriptivo de la experiencia inductiva y como un factor prescriptivo para la misma.

f)

El ex-voto de los fieles que sobrevivieron a un naufragio: Bacon introduce esta metáfora para mostrar la tendencia de la mente humana a prestar mayor atención y crédito al hecho positivo que a las experiencias negativas que contradicen nuestros prejuicios (un elemento de los ídolos de la tribu). “Los exvotos de los fieles que sobrevivieron al naufragio” representan la acumulación de instancias confirmadoras que acreditan nuestra confianza en un determinado principio (en este caso, en la intervención divina); no obstante, una mente más avezada debería hacer ver que todos los casos negativos (aquellos “de los que, a pesar de sus rezos, perecieron”) simplemente no son considerados. En este punto, Bacon y Hume parecen estar de acuerdo en que existe una tendencia natural de la mente humana para extraer principios generales a partir de nuestra experiencia repetida con dos hechos que son espaciotemporalmente contingentes. Sin embargo, a pesar de que Hume niegue que esta inducción sea racionalmente justificable, también es cierto que acepta que, en el terreno de la vida práctica, deberíamos dar crédito a los principios surgidos de esta tendencia natural. Por su parte, en el método inductivo propuesto por Bacon es igualmente importante considerar tanto las instancias positivas como las negativas (esto queda muy claro en la postulación de sus tablas de presencia y ausencia y de la forma en que una y otra se relacionan al poner en práctica su “nuevo método”).


Ir a la:

Pregunta 1
Pregunta 2
Pregunta 3
Pregunta 4.1
Pregunta 4.2
Pregunta 4.3
Pregunta 5
Pregunta 6

Utiliza esta boleta para votar por tu respuesta preferida en cada pregunta.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 License.