Conocimiento compartido

Acertijo de los isleños y la maldición de los ojos.

Hay una isla en la que habita una tribu. La tribu tiene 1,000 miembros, con diversos colores de ojos. Sin embargo, su religión les prohíbe a conocer su propio color de los ojos e incluso hablar del tema; por lo que cada habitante puede ver (y ve) el color de ojos de cada uno de los demás, pero no tiene manera alguna de conocer el de sus propios ojos (no hay superficies reflejantes). Si alguno llega a descubrir su propio color de los ojos, entonces religión le obliga a cometer un suicidio ritual al mediodía del día siguiente en la plaza del pueblo donde que todos puedan ser testigos. Todos los miembros de la tribu son extremadamente lógicos y devotos, y saben que los demás son igualmente lógicos y devotos (y todos saben que todos saben que cada uno es altamente lógico y devoto, y así sucesivamente).

(Para los efectos de este rompecabezas lógico, "altamente lógico" significa que cualquier conclusión de que lógicamente puede deducirse de la información un isleño posea y de las observaciones de ls que disponga, las sabrá él o ella automáticamente.)

De los 1,000 isleños, resulta que 100 tienen los ojos azules y 900 los tienen cafés, aunque los isleños no conoces de entrada estas estadísticas (cada uno de ellos, por supuesto, sólo ve 999 de los 1,000 miembros de la tribu).

Un día, un extranjero de ojos azules visita la isla y llega a ganarse toda la confianza de la tribu.
Una noche, se dirige a toda la tribu para agradecerles por su hospitalidad.
Pero como el extranjero no conoce las costumbres, comete el error de mencionar en su discurso algo sobre los ojos y sus colores, y decir "lo raro que para mí es ver a otra persona de ojos azules, como yo, en esta región del mundo".

¿Qué efecto tiene en la tribu, este "paso en falso" si es que tiene alguno?

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 License.